20 de agosto de 2013

De gritos estoy hecho

porque he andado a tu lado.  
He sido –por vos–
tus ojos, tu dolor, tu miedo.
Tu impiadosa rabia.

Vengo –todo espina
y todo piedra–del infierno.

Conversar
       de nada sirve.
Ni siquiera una palabra tuya
podrá sanarme. 

2 Comments:

  1. Claudio Esteban Pantanetti said...
    Mis respetos, Señor Gastòn. Me parece brillante.
    Gastón Córdoba said...
    ¡Hola, Claudio! Muchas gracias y bienvenido. Saludos.

Post a Comment



Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

Blogger Template by Blogcrowds.