9 de enero de 2016

Ahora que tu sombra ha aprendido los relieves de otras ciudades
y que el día escapa con un batir de alas por las azoteas.
Ahora que alguien limpia los restos de tu ausencia
en un cuarto de hotel. Ahora que sabes que la soledad acaba allí
donde comienza el poema, ahora vuelves, extranjero, 
a los ámbitos perdidos, ocupados por las palabras. 

0 Comments:

Post a Comment



Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

Blogger Template by Blogcrowds.